I. PARQUE DE VEHÍCULOS

A. Evolución y previsión del Parque Total

Tabla II.1: Evolución y previsión del parque total

El parque automovilístico español alcanzó un volumen de 27,8 millones de unidades en el ejercicio 2019, lo que supone un incremento del 2,2% en relación con el ejercicio anterior y confirma la desaceleración iniciada en 2018. La densidad de vehículos por habitante avanzó un 1,3%, mientras que la población creció menos de un punto porcentual, con lo que se contabilizan 593 coches por cada 1.000 ciudadanos. Las previsiones de crecimiento se mantienen a la baja, por lo que este año se avanzaría un punto porcentual que se reduciría hasta el 0,5% a partir de 2022.

Tabla II.2: Evolución y previsión del parque por canal de distribución

El parque de vehículos de empresa fue el que más creció en porcentaje (4,5%) durante 2019, mientras que el de particulares avanzó un 2,1% y el de alquiler volvió a retomar la senda ascendente (0,7%). Las previsiones apuntan a que el canal empresarial mantendrá la pujanza este año, se mantendrá en los porcentajes de crecimiento actuales en el próximo y cederá terreno a partir de 2022. Los particulares mantendrán la atonía y el segmento de alquiler recuperará terreno este ejercicio. El canal del renting rozó las 700.000 unidades tras un importante impulso del 14,3% aunque la pandemia provocará una importante desaceleración durante los ejercicios venideros.

B. Distribución del parque por canal de distribución

Gráfico II.1: Distribución del parque en 2019 por canal de distribución (Total y Empresa)

Los particulares concentran el protagonismo del parque de vehículos en España con una cuota que roza el 91%, frente al 1,7% del Rent-a-car y el 7,5% de las empresas. En lo referente al parque corporativo, el renting ya supone un tercio del total.

C. Distribución del parque por edad de los vehículos

Gráfico II.2: Distribución del parque por edad de los vehículos – Empresas, Particulares y Rent-a-car

El parque automovilístico español no acomete su renovación y cuenta con una edad media de 11,73 años. Aunque el porcentaje de vehículos con más de una década de antigüedad se mantuvo en 2019 en parámetros similares a los registrados el año anterior, suma casi el 62% del total, mientras que cerca de un 12% del resto supera los siete años. Los coches de nueva matriculación suponen poco más del 10% del total.

Estas nuevas unidades se concentran en su gran mayoría en el segmento de alquiler, que agrupa el 43,3% del total y cuenta con un parque con una antigüedad media de 7,6 años, mientras que más de la mitad de los vehículos corporativos tiene menos de cuatro años de vida y un tercio de los mismos se sitúa en el rango más novedoso, lo que coloca el promedio de su edad en 6,6 años. Los particulares son lo que más aprovechan la vida de sus utilitarios, con el 64,4% por encima de la década de uso y casi ocho de cada diez tiene más de seis años y una edad media de 12,2 años. El 32,1% de los coches de empresa y casi el 41% de los de alquiler se enmarca en el rango de mayor edad.

Gráfico II.3: Distribución del parque por edad de los vehículos – Canal empresas

El renting vuelve a destacar en el canal de empresas por la juventud de sus unidades, ya que casi el 54% de su parque tiene menos de dos años y cerca del 84% no supera los cuatro de uso, lo que ofrece una edad media de 2,86 años. El 53,2% de los vehículos corporativos suma más de seis años de edad.

D. Distribución del parque según el potencial contaminante

Los vehículos se clasifican en función de su potencial contaminante, de acuerdo a los criterios establecidos por la UE y a la información técnica disponible en el Registro Nacional de Vehículos. Los criterios para catalogar las unidades tienen su origen en el Plan Nacional de Calidad del Aire 2013-2016, que indica que el tráfico rodado es una importante fuente de emisiones en las grandes ciudades, por lo que propone la catalogación de los vehículos para discriminar positivamente a las unidades más respetuosas con el medio ambiente.

Gráfico II.4: Distribución del parque total por potencial contaminante

Las restricciones para circular por las zonas centrales de algunas de las principales ciudades españolas y la mayor preocupación de la población por el cuidado del medioambiente han permitido la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO) a la atmósfera, aunque la antigüedad del parque impide que progrese con mayor rapidez. No obstante, en 2019 creció el porcentaje de vehículos de todas las categorías menos contaminantes en comparación con el año anterior, a la vez que se ha reducido el porcentaje de los que más CO2 emiten.

Gráfico II.5: Distribución del parque de turismos por potencial contaminante

El renting, al contar con los vehículos más modernos entre sus filas, coloca el mayor porcentaje (91,7%) de los turismos situados en el rango menos contaminante de la clasificación, frente al 65,2% del resto de unidades del canal de empresa. Solo el 0,3% de los coches del sector se incluyen entre los más contaminantes.

Gráfico II.6: Distribución del parque de comerciales por potencial contaminante

En lo que se refiere al parque de comerciales, los vehículos con mayor número de emisiones superan con amplitud los dos tercios del total. En este segmento, el canal de renting también cuenta con el mayor porcentaje de unidades menos contaminantes.

E. Distribución del parque por emisiones de CO2

Gráfico II.7: Emisión media de CO2 y evolución interanual (datos en gramos por km) – Turismos (absolutos en barras y evolución interanual en cascada)

Las emisiones medias de dióxido de carbono a la atmósfera volvieron a crecer en 2019, consecuencia ineludible de la antigüedad del parque de automóviles de España, para situarse en 118 gramos por kilómetro, casi un 1% más en términos interanuales. Este aumento pertenece en su totalidad a las unidades pertenecientes a los particulares, ya que tanto el canal del renting como el de empresa no incrementaron sus emisiones.

Gráfico II.8: Emisión media de CO2 y evolución interanual (datos en gramos por km) – Comerciales (absolutos en barras y evolución interanual en cascada)

La flota comercial incrementó sus emisiones un 2,4% interanual, para situarse en los 129 gramos por kilómetro. La media del canal de empresa aumentó las emisiones un 0,8% en 2019, mientras que el renting consiguió reducirlas un 1,6%.

F. Distribución del parque por precio medio del vehículo

Gráfico II.9: Distribución del parque por precio medio del vehículo en € – Turismos (absolutos en barras y evolución interanual en cascada)

El precio medio de los turismos que circula por las carreteras españolas registró en 2019 un importante incremento cercano a los mil euros por unidad, hasta alcanzar los 27.407 euros. Este coste fue más elevado en los turismos destinados al renting, que se situaron en 32.263 euros de media, mientras que en los dedicados al canal de empresa el precio ascendió un 2,6%, hasta 31.361 euros.

Gráfico II.10: Distribución del parque por precio medio del vehículo en € – Comerciales (absolutos en barras y evolución interanual en cascada)

En el segmento de los comerciales, el precio medio volvió a crecer por cuarto año consecutivo y se situó en 27.007 euros, un 1,1% más que en 2018. Las unidades dedicadas al renting consiguieron reducir su coste un 1,3% para situar el precio en 24.283 euros, por debajo de la media del canal de empresa, cifrada en 26.692 euros, un punto porcentual menos si se compara con 2018.

G. Tiempo medio de posesión del vehículo por canal de distribución

Gráfico II.11: Tiempo medio de posesión del vehículo por canal de distribución – Turismos

Las flotas de turismos de empresa mantienen la tendencia de los últimos ejercicios y el tiempo medio de cambio vuelve a descender, por lo que la renovación se produce a los tres años de antigüedad. Esta situación se debe, en gran parte, a la buena dinámica que experimentaron las flotas y el renting durante los tres primeros trimestres de 2019 y al auge del renting para particulares. La incertidumbre generada por los planes sobre emisiones de la UE y las restricciones en ciudad ralentizaron la renovación en el último tramo del año.

Este rejuvenecimiento alcanza a todos los segmentos del mercado, con los particulares a la cabeza de los que más extienden la utilización de sus vehículos, que se sitúa en la década de media, mientras que las unidades de alquiler han pasado de renovarse cada 1,5 años en 2015 a los 1,3 años actuales.

Gráfico II.12: Tiempo medio de posesión del vehículo por canal de distribución – Comerciales

El tiempo medio de posesión de los vehículos comerciales continuó en 2019 el descenso registrado en los últimos ejercicios en todos los segmentos, que suscribieron los niveles más bajos de la serie.

Para los comerciales de empresa la media de renovación se situó en 3,7 años, mientras en el caso de los particulares queda fijada en 10,3 años. Los de alquiler, por su parte, redujeron la posesión hasta 2,2 años.

H. Distribución por tipo de combustible

Gráfico II.13: Distribución del parque total por tipo de combustible – Total Mercado

Los vehículos de gasolina mantienen la lenta progresión iniciada en los últimos ejercicios y ganaron de nuevo terreno al diésel el pasado año, motorización esta última perjudicada por las restricciones decretadas por algunas administraciones. Pese a ello, el 63,5% del parque total utilizaba en 2019 el diésel como combustible, por un 34,7% que circulaba gracias a la gasolina.

Gráfico II.14: Distribución del parque de turismos por tipo de combustible

En lo referente al parque de turismos, los vehículos de gasolina arañaron 1,1 puntos porcentuales al diésel y ya integran el 39% de cuota de mercado, mientras que la otra alternativa baja por primera vez del 60% de cuota.

Gráfico II.15: Distribución del parque de comerciales por tipo de combustible

En el parque comercial el cambio de tipo de combustible se resiste y la pérdida de cuota del diésel apenas es significativa. Esta opción alcanzó en 2019 el 95,4% del mercado, mientras que las mecánicas de gasolina se quedan en el 4% de cuota en este segmento.