CAPÍTULO I

I. PIB

GRÁFICO I.1. Producto Interior Bruto (PIB) – Evolución anual – Fuente: INE y Previsiones BNP Paribas (p)

La economía española cerró 2021 con un crecimiento del 5,1%, la mayor alza en dos décadas, después de que la pandemia provocada por el coronavirus generara la mayor contracción del PIB desde la Guerra Civil en el ejercicio precedente. El año estuvo marcado por la inestabilidad de las variables, que se movieron al son de la situación sanitaria y la aparición de las distintas variantes del Covid-19. Aunque la salida de la crisis se explicó en clave nacional, en el tramo final la demanda exterior impulsó la actividad. Las previsiones apuntan a que durante el presente ejercicio se recuperará todo lo perdido en la pandemia si las consecuencias de la guerra en Ucrania no lo impide, para continuar con crecimientos más atemperados a partir de 2023.

GRÁFICO I.2 Producto Interior Bruto (PIB) – Evolución interanual por trimestres en porcentajes – En porcentaje. Fuente: INE

La nueva ola de contagios surgida tras las fiestas navideñas y el final de 2020 propició que se prolongara la racha de caídas trimestrales del PIB, que sufrió una fuerte recuperación en el segundo cuarto del ejercicio apoyado en la demanda interna. En los dos últimos trimestres del año el frenazo del consumo interno se vio compensado por la inversión y, especialmente, por el mejor comportamiento del sector exterior y la llegada de nuevos visitantes extranjeros una vez dejado atrás lo peor de la pandemia. Pese a que España esquivó con crecimiento la nueva variante ómicron, los problemas mundiales en las cadenas de suministros y el alza de los precios energéticos, quedó rezagada frente al resto de socios comunitarios.