II. INFLACIÓN

Gráfico I.3: Inflación (IPC) – Evolución anual

Las fluctuaciones en el precio de los carburantes y la electricidad marcaron la evolución del IPC en 2019. Tras una subida inicial, la caída del coste de la electricidad llevó al índice al nivel más bajo en tres años, para repuntar hasta el 0,8% a finales del ejercicio por el alza del crudo. La contracción económica derivada de la pandemia desembocará en un escenario de precios reducidos puntual, por lo que se situará en tasas negativas este año y retomará el ascenso de forma progresiva en los siguientes.

Gráfico I.4: Inflación (IPC) – Evolución trimestral

Después de un inicio de 2019 con aumentos en los precios, el mes de mayo dio inicio a una moderación de las subidas que cristalizó con la caída hasta el 0,1% en septiembre y octubre, los niveles más bajos en tres años. La tendencia varió en noviembre con un ascenso que dejó la tasa en el 0,4%, para cerrar el año en el 0,8% por el incremento en el precio de los carburantes.