CAPÍTULO IV

EQUIPAMIENTOS

El uso de la tecnología se intensifica para aumentar la seguridad vial. Las nuevas herramientas y funcionalidades disponibles para evitar accidentes y facilitar aspectos concretos de la conducción se han convertido en un aliado habitual entre los conductores españoles. En este sentido, los teléfonos inteligentes son un elemento indispensable en la planificación de las rutas, por delante de los navegadores integrados y otros sistemas basados en localización GPS, mientras que ayudas a la conducción, como las que facilitan el estacionamiento del vehículo, evitan el peligro que suponen los ángulos muertos en los retrovisores o que previenen el cambio involuntario de carril se sitúan en cabeza en el orden de preferencias.

I. EQUIPAMIENTOS DEL VEHÍCULO

II. EQUIPAMIENTOS DE AYUDA A LA CONDUCCIÓN