I. EQUIPAMIENTOS DEL VEHÍCULO

A. Implantación de sistemas de navegación y optimización de rutas

Gráfico IV.1: Implantación de sistemas de navegación y optimización de rutas (método de financiación y tipología de vehículo)

El teléfono móvil es el principal gestor de rutas para los conductores españoles, con independencia del método utilizado para financiar la compra del vehículo o su tipología. El 61,4% de los usuarios traza el camino óptimo a su destino a través de las aplicaciones instaladas en su ‘smartphone’, mientras que el navegador integrado en el coche es una opción utilizada por poco más del 16% de los conductores, con mayor incidencia en las unidades adquiridas mediante leasing y renting. Los sistemas GPS apenas atraen ya al 9,6% de los viajeros, mientras que el 13% descarta ayudas electrónicas, sobre todo en el rango de los comerciales.

Gráfico IV.2: Edad media (años) del vehículo según implantación de sistemas de navegación y optimización de rutas

La antigüedad del vehículo marca el sistema de orientación utilizado. El navegador de serie es la principal opción para planificar la ruta en los vehículos que no alcanzan el trienio de vida, mientras que los usuarios de coches que cuentan con una antigüedad que se acerca a los siete años se reparten entre los que prefieren orientarse a través del teléfono móvil o por un sistema de navegación a través de GPS. Los modelos más envejecidos carecen de este tipo de dispositivos.

B. Dispositivos telemáticos y soluciones de coche conectado

Gráfico IV.3: Implantación de dispositivo telemático en el vehículo de empresa (método de financiación y tipología de vehículo)

La antigüedad de los modelos es determinante en la implantación de los dispositivos telemáticos, ya que los que los integran se mantienen en un rango algo superior a los 3,5 años de vida, similar al de los ejercicios precedentes. Los coches con propietarios que rechazan este sistema o no los valoran cuentan con poco más de siete años de media.

Gráfico IV.4: Edad media del vehículo según implantación de sistema telemático

La implantación de dispositivos telemáticos o las ya llamadas soluciones de coche conectado, que permiten optimizar la conducción y ofrecer servicios de valor añadido, como la gestión y ubicación del automóvil en caso de incidencia, no solo no ganan adeptos entre los conductores españoles, sino que pierden casi un punto porcentual de cuota este año en comparación con 2019, ya que solo están instalados en el 18% de los vehículos de empresa. Los turismos financiados mediante renting son los principales valedores de esta opción.