CAPÍTULO VII

V. VEHÍCULO CONECTADO

A. Equipamiento telemático

GRÁFICO VII.24. Uso de vehículo conectadoEn porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

El uso de herramientas telemáticas o soluciones de coche conectado, que permiten, por ejemplo, vigilar el consumo de combustible, monitorizar el comportamiento del conductor o conocer la localización del vehículo ya son incorporadas por el 43% de las flotas españolas, mientras que el resto de la UE apenas los utilizan un tercio de las mismas. Más de la mitad (53%) de las firmas locales de entre 100 y 499 trabajadores disponen de estos dispositivos, seguidas de las que suman más de medio millar de empleados en plantilla (41%), casi el mismo porcentaje que acumulan las empresas más pequeñas (40%) y por encima de las que emplean entre 10 y 99 personas (37%).

GRÁFICO VII.25. Razones por las que utiliza vehículos conectados en la compañía – En porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

Conocer en todo momento la ubicación exacta de los vehículos y mejorar su seguridad es la principal razón por la que las flotas españolas utilizan las soluciones de coche conectado (39%), seguidas por la mejora de la operatividad (30%) y de la seguridad de los conductores (29%). Otras argumentos son el de la reducción de costes (26%) y evitar el uso indebido de los mismos (20%), así como optimizar el uso del coche compartido (10%) y reducir el impacto medioambiental (8%). En todos los casos los porcentajes se encuentran por encima de la media del resto de países de la Unión Europea.