CAPÍTULO VII

II. ELECTRIFICACIÓN Y MIX ENERGÉTICO

A. Desarrollo potencial de la electrificación en la flota

GRÁFICO VII.6. Proporción de empresas que ya tienen o están considerando implementar en los próximos 3 años nuevas energías o tecnologías en su flota – En porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

La diversidad del mix energético y de las opciones electrificadas mantiene su crecimiento en las flotas corporativas sin importar su tamaño. El 84% de las empresas ya cuenta o prevé implementar al menos una tecnología en los próximos tres años.

El vehículo híbrido se mantiene como la opción que más convence a las firmas españolas, por lo que el 58% de las mismas introducirá este tipo de unidades en el próximo trienio, 20 puntos porcentuales más que la media de la UE, mientras que la elección de híbridos enchufables alcanzará el 44%. El 40% de las compañías prevé introducir unidades eléctricas.

GRÁFICO VII.7. Proporción de empresas que ya tienen o están considerando implementar en los próximos 3 años nuevas energías o tecnologías en su flota de LCV En porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

La posibilidad de incorporar vehículos eléctricos en las flotas de vehículos comerciales ligeros creció el pasado año tanto en España como en el resto de la Unión Europea, pero los precios de la electricidad han frenado las previsiones de implantación para este ejercicio. De momento, sólo el 6% de las compañías españolas lo implementó el pasado año, aunque un 48% tenía previsto acometer el cambio en el próximo trienio, por lo que los números globales se mostraban parejos a los del resto de la UE. En 2022, estos modelos compondrán el 10% del total de la flotas y podrían llegar al 28%, tres puntos porcentuales más que el resto del arco comunitario.

GRÁFICO VII.8. Motivos para implementar o considerar nuevas energías o tecnologías en su flotaEn porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

La preocupación por generar menos emisiones contaminantes (49%), racionalizar el gasto de combustible (44%) y cuidar la imagen pública de la empresa (41%) son las principales razones aducidas por las compañías españolas para incorporar nuevas energías o tecnologías a sus flotas. Otro aspecto común es poder conducir en zonas restringidas al tráfico en las ciudades (39%), mientras que cumplir con los objetivos corporativos, lograr incentivos fiscales y el coste en relación con otras alternativas convence en el 35% de las ocasiones.

GRÁFICO VII.9. Proporción de compañías con puntos de carga para vehículos eléctricos en la misma – En porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

El 39% de las firmas españolas ya cuenta con puntos de recarga para sus vehículos eléctricos. La mayor cuantía (43%) corresponde a las compañías de menor tamaño, aunque el porcentaje es muy parejo con el que registran las grandes corporaciones, mientras que el 28% de las de mediano tamaño opta por esta posibilidad.

GRÁFICO VII.10. Limitaciones de la implementación de vehículos con batería 100% eléctricaEn porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

La escasez de puntos de recarga públicos es el principal inconveniente aducido por las firmas españolas (44%) para elegir modelos eléctricos. El mayor precio de estos vehículos (42%) o la imposibilidad de que los empleados los recarguen en sus domicilios (38%) son otras de las razones esgrimidas. Sólo el 14% de los empleados descarta utilizar este tipo de vehículos.

GRÁFICO VII.11  Acceso a puntos de recarga – En porcentaje. Fuente: Arval Mobility Observatory

Casi la mitad de las empresas carecen de puntos de recarga en sus instalaciones, mientras que el 24% de las mismas tiene previsto instalarlo en el próximo año. Por su parte, el 24% de los conductores tiene que afrontar el coste de habilitar uno en su domicilio, cuota que cubrirían el 23% de las firmas. El 17% de los empleados debe hacer frente al importe del repostaje en las instalaciones de la firma, mientras que al 14% se lo facilita la empresa.

B. Proporción de empresas tomando medidas para reducir las emisiones de sus flotas

GRÁFICO VII.12. Proporción de empresas que toman medidas para la reducción de las emisiones de su flota En porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

La preocupación por una movilidad más ecológica ya se encuentra instalada en la cultura de las firmas españolas. La mitad de las mismas ya han tomado medidas para reducir las emisiones de sus flotas, con las empresas de gran tamaño a la cabeza, ya que el 58% de las que superan el medio millar de trabajadores han implementado actuaciones en este sentido.

GRÁFICO VII.13. Proporción de empresas que tienen en cuenta la siguiente emisión de contaminantes en su política de flotas – En porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

Reducir las emisiones de CO² es la principal medida adoptada por las flotas españolas (53%), por delante de lanzar otro tipo de contaminantes (40%), evitar la dispersión de Nox (39%) y de partículas finas (23%). Las actuaciones son similares sin importar el tamaño de la compañía.