CAPÍTULO VII

I. ASPECTOS DE LA FLOTA

A. Tamaño de la flota

GRÁFICO VII.1 Composición de la flota de menos de 3,5 toneladas – En porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

La composición de la flota corporativa española de menos de 3,5 toneladas se mantiene en parámetros prácticamente idénticos a la del resto de socios comunitarios si se toma como referencia las compañías de pequeño tamaño, pero las diferencias se acrecientan a medida que aumenta el número de empleados. La totalidad de las pymes españolas que no superan la decena de trabajadores tienen menos de 10 vehículos, mientras que el 80% de las que emplean entre 10 y 99 personas mantiene entre una decena y un centenar, 19 puntos porcentuales más que el resto de socios europeos. Por su parte, el 71% de las empresas españolas entre 100 y 499 empleados cuentan con un parque que oscila entre el centenar y las 499 unidades motorizadas, muy por encima de la media europea. A partir de quinientos empleados, el 85% de las compañías españolas suma más de medio millar de unidades, frente al 55% del resto de Europa.

GRÁFICO VII.2. Impacto del Covid 19 en la evolución de la flota de vehículos – En porcentaje. Fuente: Arval Mobility Observatory

La incidencia de la crisis sanitaria en la evolución de las flotas se redujo en 2021 y afectó en mayor medida a las firmas del espacio común europeo que a las españolas. Las compañías de menor tamaño fueron las que más manifiestan haber sufrido las restricciones impuestas por el Covid-19, ya que el 14% de las españolas y el 20% de las comunitarias que no llegan al centenar de empleados reconocen verse afectadas. En el global, el 90% de las firmas locales no cambió sus planes por el virus, nueve puntos porcentuales más que en el resto del continente.

B. Expectativa de crecimiento de flotas hasta 2025

GRÁFICO VII.3. Evolución de la flota en los próximos tres años – En porcentaje. Base: Empresas con vehículos corporativos.. Fuente: Arval Mobility Observatory

Las firmas españolas mantienen las expectativas de crecimiento para este ejercicio, aunque en menor medida que en 2021. El 16% prevé aumentar su capacidad en 2022 frente al 31% que lo hizo el pasado año, por debajo de la media comunitaria en ambas campañas.

En lo que se refiere al próximo trienio, el 21% de las compañías españolas espera incrementar su número de vehículos, dos puntos porcentuales menos que en el resto de países europeos. El 20% de las empresas que superan los 500 empleados espera aumentar su tamaño, por sólo un 7% que estima que reducirá unidades, aunque las perspectivas de mejora aumentan conforme disminuye el tamaño de las marcas. De este modo, el 22% de las pymes atisba perspectivas de mejora, frente a las que creen que tendrán que reducir unidades (5%).

Los números de las empresas en el ámbito continental sin importar su tamaño son algo más optimistas, ya que el 23% refiere que está decidida a aumentar flota en contraste con el 5% que reducirá unidades.

GRÁFICO VII.4. Matriz crecimiento potencial (próximos tres años) según crecimiento del PIB en 2021 – Empresas de 100 o más empleados – Base: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

El análisis combinado entre el crecimiento potencial de la flota y el crecimiento experimentado en el PIB (2021) de la OCDE sitúa a España por debajo de la media europea y de las principales potencias del Viejo Continente. Reino Unido se sitúa como el país que más aumentará su flota en contraposición con la República Checa, que superará por poco el 5% de aumento.

 

C. ¿Cuánto tiempo mantienen las empresas los vehículos en sus flotas?

GRÁFICO VII.5. Tiempo medio de los vehículos en las flotas de las empresas, según su tamaño – mostrado en añosBase: Empresas con vehículos corporativos. Fuente: Arval Mobility Observatory

Las firmas españolas han reducido el tiempo medio en el que mantienen los vehículos en sus flotas hasta los 4,8 años, una cifra que se sitúa por debajo de la media europea sin importar el tamaño de las compañías. La incertidumbre generada ante los inminentes cambios en las leyes que regulan la movilidad y la eficiencia energética explican esta diferencia, ya que las compañías prefieren rubricar contratos de renting por tiempo limitado. Las pymes y las empresas con mayor número de empleados son las que más renuevan sus unidades, cada 4,5 años, un año menos que sus pares europeos. Por su parte, las compañías que cuentan entre 10 y 499 empleados son las que más exprimen el tiempo de uso de los vehículos, poco más de cinco años, por debajo del resto de Europa.