IV. POLÍTICAS DE FLOTA Y GESTIÓN DE MOVILIDAD

A. Alternativas al vehículo de empresa

GRÁFICO VII.17. Alternativas al coche de empresa que utiliza o considerará en los próximos 3 años

La utilización de vehículos de alquiler y el renting flexible son las principales alternativas que manejan las compañías españolas al coche de empresa en los próximos tres años, por delante de la utilización de aplicaciones para contratar soluciones de movilidad o la elaboración de presupuestos a este fin. El uso del transporte público, compartir vehículo en trayectos de larga distancia y esporádicos (ride sharing) o compartir coche corporativo son otras de las modalidades utilizadas. Las compañías nacionales se parecen cada vez más en sus usos de movilidad al resto de sus pares europeos.

GRÁFICO VII.18. Utiliza o considerará en los próximos 3 años al menos una de las alternativas de movilidad al coche de empresa (Car sharing, Ride sharing, Mobility Budget, Private lease)

Más de ocho de cada diez firmas españolas valora aceptar otras alternativas al coche de empresa en el próximo trienio, sólo dos puntos porcentuales menos que la media comunitaria.

B. Interés de las empresas en productos adicionales para la gestión de la movilidad

GRÁFICO VII.19. Proporción de empresas interesadas en cada uno de los siguientes servicios

La implantación de servicios adicionales que ayuden a gestionar la movilidad cada vez cuenta con mayor aceptación entre las compañías españolas, ya que el 82% de las mismas mostraron su interés en al menos un servicio adicional. El renting de vehículos usados y el flexible se sitúan como las opciones preferidas, por delante de las herramientas que ayudan a reducir el gasto de combustible, que eran las más demandadas hasta la fecha sin importar el tamaño de la firma. La formación en conducción ecológica y segura, cuadros de mando digitales y telemática son otras de las alternativas consideradas.

C. La movilidad como factor estratégico

GRÁFICO VII.20. Disponen de la movilidad como factor estratégico en la empresa

El 59% de las compañías consideran la movilidad de todos sus empleados como un factor estratégico de la empresa. Casi tres cuartas partes de las grandes firmas y el 72% de las que superan el centenar de empleados así lo consideran, mientras que las firmas más pequeñas se sitúan por debajo de la media.

GRÁFICO VII.21. Disponen de un plan de movilidad implementado en la empresa

El 66% de las compañías tienen implementados planes de movilidad y el 80% de las mismas ya contaba con ellos antes de la irrupción de la pandemia. Las firmas que rondan el centenar de empleados son las más preocupadas por este aspecto en contraposición con las pymes.

GRÁFICO VII.22. Proporción de empresas que se plantean disponer de un plan de movilidad en los próximos 3 años

6 de cada 10 firmas españolas que consideran la movilidad como factor estratégico, planean disponer de un plan de movilidad para los 3 años próximos.

GRÁFICO VII.23. Factores a considerar en un plan de movilidad

Lograr que los coches de empresa sean más sostenibles y ofrecer soluciones de trabajo flexible son los principales factores que las empresas consideran vitales a la hora de elaborar sus planes de movilidad, seguidos por facilitar el trabajo desde casa, las herramientas para compartir vehículos o el plantearse el traslado de las sedes corporativas al centro de las ciudades.

GRÁFICO VII.24. Proporción de empleados que usan medios de transporte para ir a trabajar

El coche privado es el principal medio de transporte utilizado por los empleados para acudir al puesto de trabajo (61%), opción que ha crecido a causa de la crisis sanitaria por delante del transporte público (16%) y del vehículo compartido (7%) para evitar contagios. Patinetes, bicicletas y lo que consideramos micromovilidad, ganan adeptos poco a poco.