IV. POLÍTICAS DE FLOTA Y GESTIÓN DE MOVILIDAD

A. Alternativas al vehículo de empresa

Gráfico VII.14: Alternativas al coche de empresa que utiliza o considerará en los próximos 3 años

La utilización del transporte público, opción ya implementada por el 29% de las firmas españolas y que en tres años alcanzaría la actual media comunitaria, es la principal alternativa de las compañías españolas al coche de empresa, por delante del alquiler de vehículos por periodos de tiempo limitado (car sharing), la utilización de tarjetas de transporte o la creación de un presupuesto de movilidad. Poco a poco, las compañías nacionales se parecen más en sus usos de movilidad al resto de sus pares europeos.

Gráfico VII.15: Utiliza o considerará en los próximos 3 años al menos una de las alternativas de movilidad al coche de empresa (Car sharing, Ride sharing, Mobility Budget, Private lease)

Casi seis de cada diez firmas españolas ya utiliza o valora aceptar otras alternativas al coche de empresa en el próximo trienio, tres puntos porcentuales menos que la media comunitaria.

B. Interés de las empresas en vehículo de Renting como compensación flexible

Gráfico VII.16: Proporción de empresas según su interés mediante renting de vehículos como compensación flexible

El interés de las compañías por ofrecer renting de vehículos como compensación flexible aún se mantiene como una opción con poco impacto en España. Solo el 6% lo ha implementado y apenas el 10% muestra un alto interés por esta opción, mientras que al 53% no le parece interesante. Las más proclives a esta práctica son las firmas que superan el medio millar de empleados (14%), el doble que los que cuentan entre 100 y 499 trabajadores en plantilla. Por debajo de estos tamaños es apenas testimonial.

C. Interés de las empresas en productos y servicios adicionales para la gestión de la movilidad

Gráfico VII.17: Proporción de empresas interesadas en cada uno de los siguientes servicios

La implantación de servicios adicionales que ayuden a gestionar la movilidad cada vez cuenta con mayor aceptación entre las compañías españolas, ya que casi tres cuartas partes de las mismas mostraron su interés en al menos un servicio adicional, cifra que crece hasta casi nueve de cada diez de las que cuentan con más de 500 empleados.

Las herramientas que ayudan a reducir el gasto de combustible son las más demandadas, sin importar el tamaño de la firma, seguidas por servicios como la formación en conducción ecológica y segura, renting flexible, renting de vehículos de segunda mano, cuadros de mando digitales y telemática.