I. ASPECTOS DE LA FLOTA

A. Tamaño de la flota

Gráfico VII.1: Composición de la flota de menos de 3,5 toneladas

La flota corporativa española de menos de 3,5 toneladas mantiene unos parámetros casi idénticos a las de los vecinos comunitarios, si se toma como referencia las compañías de pequeño tamaño, pero comienza a mostrar diferencias cuando se supera el centenar de empleados. Las pymes españolas que no superan la decena de trabajadores tienen menos de 10 vehículos salvo escasas excepciones, al igual que el 74% de las que emplean entre 10 y 99 personas, siete puntos porcentuales más que el resto de socios europeos. La mitad de las empresas españolas entre 100 y 499 empleados cuentan con un parque de entre 10 y 99 unidades motorizadas, pero solo un 5% posee entre 100 y 999 vehículos, por el 11% del resto del continente. A partir de quinientos empleados, el 54% de las compañías españolas suma entre un centenar y un millar de unidades, frente al 45% del resto de Europa.

B. Expectativa de crecimiento de flotas hasta 2022

Gráfico VII.2: Evolución de la flota

El optimismo se mantiene como denominador común de las firmas españolas. El 26% de las mismas prevé aumentar el tamaño de su flota en los próximos tres años, frente al 20% del resto de la UE, con lo que se agudiza la senda al alza de los últimos años.

El 45% de las compañías que superan los cien empleados espera incrementar el número de vehículos, en contraposición al 6% que cree que reducirá unidades. Por su parte, el 22% de las pymes atisba perspectivas de mejora, el doble que el ejercicio anterior, mientras que las que creen que tendrá que reducir unidades se mantiene (4%).

En el ámbito continental, el 35% de las grandes empresas prevé aumentar flota, frente al 24% registrado el ejercicio anterior, mientras que entre las pymes el porcentaje de las que considera que aumentará el número de sus vehículos llega al 23%, 10 puntos porcentuales más que en 2019.

Gráfico VII.3: Matriz crecimiento potencial (próximos tres años) según crecimiento del PIB en 2019 – Empresas de 100 o más empleados

El análisis combinado entre el crecimiento potencial de la flota y el crecimiento experimentado en el PIB (2019) de los socios comunitarios sitúa a España en tercera posición en el gráfico, solo superada por Turquía e Italia. Los países escandinavos y centroeuropeos se sitúan por debajo de la media, al igual que Francia y el Reino Unido, que se mantiene a la espera de finalizar las negociaciones para su salida de la Unión.

C. ¿Cuánto tiempo mantienen las empresas los vehículos en sus flotas?

Gráfico VII.4: Tiempo medio de los vehículos en las flotas de las empresas, según su tamaño – mostrado en años

Las firmas españolas mantienen los vehículos en sus flotas una media de 6.5 años, un ejercicio más que la media comunitaria, pero las diferencias se estrechan a medida que las compañías ganan tamaño. De esta forma, las empresas con menos empleados mantienen sus unidades hasta los 7,5 años, en comparación de los 6,2 de sus pares europeos, pero la diferencia decrece a medida que aumenta la fuerza laboral, por lo que en las empresas con más de 500 empleados el tiempo de uso de los vehículos casi se iguala con el del resto de Europa.