BARÓMETRO

El optimismo era el denominador común de las firmas españolas hasta la irrupción de la pandemia provocada por el Covid-19, ya que la mayoría de las compañías tenía previsto aumentar su flota, incluso por encima de la media europea. La reducción del parque de vehículos diésel y una apuesta más decidida por la utilización de modalidades menos contaminantes son las tendencias más destacadas. En términos de financiación, el renting vuelve a repetir como la opción preferida por las compañías españolas para la compra de vehículos corporativos.

I. ASPECTOS DE LA FLOTA

II. MIX ENERGÉTICO PREVISTO, TEST WLTP Y DEBATE ACTUAL DEL DIÉSEL

III. FINANCIACIÓN

IV. POLÍTICAS DE FLOTA Y GESTIÓN DE MOVILIDAD

V. TELEMÁTICA, SEGURIDAD VIAL Y HERRAMIENTAS DIGITALES